martes, 12 de septiembre de 2017

Lo que rompe el viento merece olvidarse

Ya no está, tu risa. Rompecabezas en esta noche tan sumisa. Ni los de antes son los de siempre ni tú la misma. Inconformista. Te llevan las prisas, único testamento de que ésta es tu única vida. Insomnio. Escritura, magia, que te acompaña a la cama. Ni tú, ni él, ni su sonrisa. Ni siquiera la brisa.
Como el ciego que ve para ignorar lo que prefiere no saber. ¿A dónde lleva la inercia? Pasar por la vida sin pisarla, lluvia en tus hombros. Y tú sin notarla, absorta en otros lugares que ya poco importan. Vacíos con los que llenamos vacíos. Desembocadura de estas palabras que te llevan a donde ya estuviste. ¿Quién dijo que perder era difícil?

4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Muchas gracias, me alegra que te pases por aquí.

      Eliminar
  2. Yo sí que creo que perder es difícil, por lo menos difícil de llevar!😘😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perder es la opción más fácil cuando no se quiere hacer nada respecto a algo. Para perder algo simplemente no tienes que hacer nada, pero ganártelo... Eso ya requiere esfuerzo, y por lo tanto, dificultad ¿no crees?

      Muchas gracias por pasarte!

      Eliminar

¿Por qué no escribes algo? ¿Es que te ha comido la lengua el gato?