domingo, 15 de enero de 2017

Resurgir

Son tiempos de músicos vagabundos, con un piano improvisado en cada parte del mundo. Son tiempos para los que saben hacer sonar cualquier cuerpo, para los que saben vibrar. Y hacer vibrar. Para pensar, para brillar por fin con luz propia. 

2 comentarios:

  1. y pidiendo una limosna lastimera sin preguntarse si quizas si el que los escucha puede pagar su arte. Es triste y doloroso. Un abrazo te envío.

    ResponderEliminar
  2. Me pareces una magnífica pianista, porque tus partituras logran modificar mi estado mental. Me da igual que no sepas tocar, de todas formas te voy a aplaudir.

    ResponderEliminar

¿Por qué no escribes algo? ¿Es que te ha comido la lengua el gato?